Quieres compartir esta publicación

Relatos

Sí…esto me ocurrió una vez.

Sí…esto me ocurrió una vez.

Me ocurrió una vez. Como es habitual, estábamos sentados en un anodino bar de Buenos Aires. Y ahí estaba, escuchando con algo de resignación sus argumentos y razones un tanto pesimistas. Y de repente, me dí cuenta que “hacía como que lo escuchaba”…luego y no sé bien cómo, mi atención se centró en su relato y aquél muy discreto “como sí”, se esfumó.

Y a partir de esta nueva ubicación mental, advertí dos acontecimientos que no olvidaré…el primero fue, que una “época” hablaba a través de mi compañero de bar…un paisaje de formación del que quedaban pocos rastros, pero los más notables persistían en las creencias, los gustos y la moral de aquellos que se formaron en aquél mundo.

No era la persona la que se expresaba…era aquella época que lo hacía a través de una persona.

Quizás visto desde afuera sea una sutileza poco importante.. pero estando allí experimenté que esa forma de pensar y sentir se “despersonalizaba”…y eso le quitaba algo de responsabilidad al amigo.

Y apoyado con confianza en la volátil pero clara impresión anterior, interrumpí sus argumentos….y le recordé una situación dónde a mi ver, se expresaba lo mejor de su interioridad y que ese tipo de acciones bastaban para darle sentido a su vida.

Y en seguida, apareció el segundo acontecimiento…. fui viendo cómo desde algún lugar fue surgiendo un brillo inexplicable… y se le iluminó la cara!…completa!…y aquel rostro apagado por imágenes sombrías fue mutando hacia una cara vivaz, chispeante y luminosa.

Así, en un breve rato ví actuar “en vivo” a un lejano paisaje de formación y luego reconocí a la porfiada y benéfica Luz, aún actuante en los “85 abriles” de mi padre…no fue poca cosa, para una tardecita en un poco agraciado bar porteño.

Es curioso lo que sucede a veces cuando uno se “centra”….el mundo se vuelve algo más entendible…y en ocasiones, se transforma en otro mundo.

Sí…esto me ocurrió una vez.

 

Dedicado a David Mellinas Teixidó

 

Quieres compartir esta publicación

Ir a la barra de herramientas