Share This Post

Actualidad

Reciclar, no gracias.

Reciclar, no gracias.

Desde hace pocos años y gracias a las campañas de los medios de comunicación, la basura ha dejado de serlo, para convertirse en materia orgánica e inorgánica.

Bien educaditos, los papeles al contenedor azul, los vidrios al verde y así siguiendo… El sistema se va encargando de ir aleccionando a los ciudadanos. Mientras los vecinos contentos vamos a los contenedores pertinentes y si podemos en cualquier momento, hacemos alarde de ello.

¿Pero tú no reciclas? Y te miran alterados, sin entender porque eres tan mal ciudadano que no colaboras con el medio ambiente ¡que no dirán a mis espaldas!

Cuando era pequeña, casi todo se reciclaba y se cobraba. Los tebeos, que los niños íbamos apiñándolos esperando que alcanzaran la altura conveniente, para sacar por lo menos un duro. El pan que lo íbamos guardando en la talega, día tras día para después llevarlo a “Casa Anita” que nos lo compraba para las gallinas. Las botellas, las devolvías en la tienda y te abonaban el importe correspondiente y así siguiendo…

Pero ahora no entiendo, hay empresas que se ocupan de beneficiarse de tu basura, que además tú se la seleccionas en el contenedor correspondiente, o sea tú surtes a una empresa de la materia prima, le estas regalando a una empresa la materia que utiliza para su negocio y se la damos gratis y encima el Ayuntamiento te está cobrando por recogerte la basura.

Lo siento amigos, pero yo no soy proveedor de ninguna empresa de forma gratuita, si quieren mi basura que me la paguen.

Estos señores que se enriquecen a costa de los “buenos ciudadanos” que paguen, no sé de qué forma sería, pero que paguen. Ya está bien de tanta cara dura …. Y encima nos comen el coco para que haciendo esta labor nos sintamos contentos e incluso orgullosos.

Así que a todos mis amigos, vecinos, lectores, etc… que sepan que yo no trabajo de forma gratuita para que otros se enriquezcan a mi costa y no es que no me preocupe el medio ambiente, seguramente más de lo que se pueda suponer leyendo este artículo. Pero si comparamos la contaminación producida por las grandes empresas, con sus vertidos de aguas contaminantes, sus expulsiones de gases tóxicos… Si tuviéramos datos veraces de esto, seguro te darías cuenta que la contaminación que puedes remediar es “pecata minuta”, yo diría que insignificante.

Share This Post

1 Comment

  1. Imagen de perfil de Hugo

    Estoy totalmente de acuerdo con tu artículo, es verdad que aunque uno aspira a una sociedad más participativa, en base a esto las corporaciones nos educan para que hagamos su trabajo… no hace falta quien nos ponga la gasolina, aunque no ha bajado precio, no hace falta que te atienda una persona cuando vas a comprar… lo haces tu, no hace falta que te monten los muebles… lo haces tu, etc, etc. Me parece un tema que necesita mucho debate, como advertir la manipulación y como cuidar de verdad nuestro mundo, gracias.

Ir a la barra de herramientas