Quieres compartir esta publicación

Cultura

Ágape a los sentidos

Ágape a los sentidos

Observar la calma tempestad del mar cuando el día se viste de gala y el lienzo imprima su fondo de tenues pinceladas que domeñan a su paso la luz.

Desgarra el aire, cortesía que respiras, los acordes de un dulce vals. Los invitados susurran presos de envidia deseosos de portar su brillo.

El baile se abre y con mesura los bailarines se colocan libremente sin premura en su lugar, con elegancia, la etiqueta no implica obligación, sólo fluir.

Sus dedos enraízan las notas, marcando el ritmo de la pieza ejecutada sabiamente con la certera firmeza que en su camino, desviste a su paso la mirada.

Armonía que despliega sus armas de conquista, enajena los sentidos colmándo-te.

El dulce vaivén en el que la añoranza prende somete encarcelando en las sombras del naufragio, los miedos.

Algarabía que sin rumbo ondea el horizonte…

Cuando entre los albores de la noche la música cesa, la fiesta parece llegar a su fin más entonces es cuando en la profunda inmensidad del silencio reverbera el latir de mi corazón.

Marijose.

Quieres compartir esta publicación

Ir a la barra de herramientas